Semillas de girasol y proceso para obtener aceite de girasol

Proceso del aceite de girasol y la importancia de las semillas de girasol

En una alimentación saludable, los productos vegetales son integrantes indiscutibles; entre ellos, están las semillas. Estas son consideradas alimentos energéticos (EcuRed, s.f.a) y, con algunas, también se pueden elaborar aceites. Las semillas de girasol son un ejemplo de ello.

¿Quieres conocer cómo se obtiene el aceite de girasol? Síguenos y te lo contaremos, pero antes, hablemos un poco de sus propiedades y beneficios.

Las semillas y sus propiedades nutritivas

Las semillas contienen ácidos grasos, componentes principales de la grasa de nuestro organismo. Existen tres tipos de ácidos grasos, cada uno con diferentes propiedades: los saturados, los monoinsaturados y los poliinsaturados.

Con los primeros, el consumo debe ser moderado ya que en exceso no son saludables (MedlinePlus, 2018a).

A los otros, en cambio, se los llama ácidos grasos saludables; sí, por sus efectos beneficiosos para nuestro organismo.

*****

Entonces, ¿qué ácidos grasos contienen las semillas de girasol?

Las semillas de los vegetales poseen distintos ácidos grasos y en diferentes proporciones. Eso es lo que caracterizará luego a cada aceite.

El que se obtiene con las semillas de girasol se compone de (Zudaire, 2009):

  • Ácidos grasos poliinsaturados: 61,4 g/100 g (gramos por cada 100 gramos de aceite).
  • Ácidos grasos monoinsaturados: 22,5 g/100 g.
  • Ácidos grasos saturados: 11,8 g/100 g.

Como verás, la mayor parte son ácidos grasos saludables. Pero, además, también contiene vitamina E en una cantidad de 56 mg/100 g (miligramos cada 100 gramos) (Zudaire, 2009).

 

*****

¿Cuáles son los beneficios del aceite elaborado con semillas de girasol?

Muy bien, antes te nombramos los tipos de ácidos grasos que existen y cuáles son los más saludables; los mono y poliinsaturados.

Así pues, en el aceite de girasol encontramos de ambos grupos; oleico en el de los monoinsaturados, linoleico (omega 6) y alfa linolénico (omega 3) en el de los poliinsaturados (EcuRed, s.f.b).

Varios son los beneficios de consumir aceite de girasol:

  • Contribuye a reducir el nivel de colesterol y triglicéridos en sangre (MedlinePlus, 2018a).
  • Favorecen el aumento del diámetro de los vasos sanguíneos (Zudaire, 2009).
  • Puede aumentar el nivel de colesterol HDL y disminuir el colesterol LDL (MedlinePlus, 2018a; MedlinePlus, 2018b).
  • Son una de las fuentes de energía para el sistema nervioso (EcuRed, s.f.).
  • Ayudan a disminuir el riesgo de formación de coágulos (Zudaire, 2009) y reducir el riesgo de padecer diabetes (MedlinePlus, 2018a).
  • Y la vitamina E, por su parte, es un importante antioxidante (Zudaire, 2009).

 


¿Cuál es el proceso de elaboración del aceite de girasol?

Partiendo de las semillas de girasol (o “Heliantus annus” que es su nombre científico) se debe extraer el aceite. Para hacerlo, el proceso más común es el de prensado en frío, que consta de 3 fases (Zudaire, 2009; Aceite de Girasol, 2008).

 

*****

1- Limpieza, descascarillado y almacenamiento de las semillas de girasol

  • Primero, se eliminan las impurezas.
  • Luego, se descascarillan; de ese modo, se separa la cáscara de las pipas.
  • Finalmente, las pipas se almacenan cuidadosamente para evitar que se degraden y pierdan sus propiedades.

 

*****

2- Trituración y extracción

Los ácidos grasos que componen el aceite se encuentran en el interior de las células de las pipas. Por lo tanto:

  • Primero, hay que triturarlas.
  • Luego, para obtener el aceite, se les aplica presión mecánica por medio de una prensa.
  • Este método tiene la ventaja de que no utiliza disolventes ni altas temperaturas; esto permite que las propiedades del aceite no se alteren.

 

*****

3- Refinado

Finalmente, en esta etapa, se eliminan las impurezas que puedan quedar de las fases anteriores. Esto se realiza con dos objetivos: suavizar el sabor y disminuir el grado de acidez del aceite.

Así, este proceso de refinación permite que el aceite tenga mejor desempeño en los procesos de freído, pues aumenta el punto de humo.

Para concluir, si quieres comer saludable y te gustan los fritos, usa aceite elaborado con semillas de girasol en las comidas.

 

*****


El proceso de prensado en frío te asegura una excelente calidad y el mantenimiento de todos sus beneficios.


*****

BIBLIOGRAFÍA.

Aceite de Girasol (2008). Elaboración del Aceite de Girasol. Recuperado de aceitedegirasol.es

EcuRed (s.f.a). Alimento Energético. Recuperado de EcuRed

EcuRed (s.f.b). Ácidos grasos monoinsaturados. Recuperado de EcuRed

Martínez Force, E. y Garcés Mancheño, R. (2007). Nuevos aceites de girasol: el futuro para una industria alimentaria más saludable. Consejos Superior de Investigaciones Científicas. Instituto de la grasa (Sevilla). Recuperado de researchgate.net

Martorell Pons, M. (2013). Acción de alimentos funcionales ricos en ácidos grasos esenciales sobre el estrés oxidativo. Tesis doctoral. UNIVERSITAT DE LES ILLES BALEARS. Recuperado de tesisenred.net

MedlinePlus (2018a). Realidades acerca de las grasas poliinsaturadas. Recuperado de MedlinePlus

MedlinePlus (2018b). Información sobre las grasas monoinsaturadas. Recuperado de MedlinePlus

Rodríguez-Cruz, M. y Otros (2005). Mecanismos moleculares de acción de los ácidos grasos poliinsaturados y sus beneficios en la salud. Recuperado de Medigraphic

Zudaire, M (2009). El aceite de girasol. EROSKY Consumer. Recuperado de EROSKY Consumer